Historia de la NGE

La Nueva Generación de Evangelistas nace como una visión en el corazón de Luis Palau en respuesta a una necesidad galopante de equipar y levantar a la próxima generación de evangelistas. En palabras de Luis: “un evangelista puede llegar lejos, una organización puede hacer mucho, pero al trabajar juntos multiplicamos el fruto de nuestros esfuerzos para el avance del Reino.” La NGE es un ministerio creado para poner la mirada en todos aquellos que tengan el don de evangelista y la pasión por las almas, con el fin de proveer un entorno propicio para que todos ellos se conozcan, entablen relaciones perdurables, trabajen juntos, unan esfuerzos, recursos y experiencias para poder alcanzar a más personas de una manera más efectiva.

La misión de la NGE es servir a todos los evangelistas miembros mediante el mentoreo, el equipamiento, los esfuerzos colaborativos en eventos evangelísticos, el entrenamiento y las conferencias. Una red que se dedique a la formación, aliento y comunión de los evangelistas, a fin de que puedan ser más eficaces en el cumplimiento de la tarea que les ha sido encomendada.

La Red de evangelistas:

  • Es imperativa para los tiempos que vivimos. Hay muchos jóvenes llamados y con dones poderosos, pero sin apoyo, recomendación ni posibilidad de despegar.
  • Es fundamental para volver a levantar el rol del evangelista y darle la importancia que nunca debió haber perdido dentro y fuera de la Iglesia.
  • Une al Cuerpo de Cristo y es un recurso más para cumplir la Gran Comisión.
  • Sirve como una guía, un parámetro en lo espiritual y moral para todos aquellos que son parte de la red o quieran unirse a ella.
  • Es una herramienta poderosa para toda la Iglesia de Cristo, mediante todas las expresiones que una red puede ofrecer para capacitarlo y edificarlo.

Como parte del proceso de desarrollo de la NGE hispana, Kevin Palau, presidente de la Asociación Luis Palau, decide convocar, en el marco del festival Palau Bogotá 2018, a líderes claves y de reconocida influencia en sus respectivos países cuyos ministerios están ligados al evangelismo, a una consulta que sirva como un punto de partida en todo lo relacionado a las iniciativas de la NGE hispanohablante. Respondieron a la convocatoria referentes de México, Guatemala, Costa Rica, Colombia, Perú, Bolivia, Paraguay, Argentina, Chile, y España.

Luego de dos intensos días de participaciones de todos los presentes, y en vista de la importancia, el potencial, y de las necesidades expresadas por todos los convocados, Kevin Palau propone la consolidación y expansión de la NGE hispana.

Para lograr el objetivo determinado, se propone la creación y desarrollo de una RED Iberoamericana de la NGE, decisión tomada en base a los argumentos presentados por los líderes convocados, entre los cuales se destacan los siguientes:

1. La evangelización es un mandato dado por el Señor, y por lo tanto todos los que fuimos salvados debemos asumir nuestra responsabilidad y obedecer.

2. El ministerio de evangelista establecido por el Señor sigue totalmente vigente, pero en la práctica, no se vislumbra un reemplazo generacional.

3. Según el plan de Dios revelado en las Sagradas Escrituras, “proclamar las virtudes de Aquel que nos llamó de las tinieblas a su luz admirable”, es la razón de ser de la iglesia.

4. Reimpulsar la evangelización es una responsabilidad histórica que debemos asumir en nuestra generación.

5. La vigencia y urgencia de la evangelización, como única respuesta a un mundo perdido, demanda una respuesta de acción inmediata.